Expedición SAROS 2016

Mare, Indonesia

Pre-Eclipse

Esta nueva aventura nos ha llevado hasta una pequeña y remota isla de Indonesia. Mas concretamente Mare, en las Molucas del norte. Como siempre, aunque la expedición comienza el día que salimos, no quita que hemos estado 2 años planificando este viaje para que todo salga bien. Intentamos localizar un lugar con las mejores previsiones meteorológicas posibles (complicado en este caso, ya que la zona por donde se vería el eclipse es una de las mas lluviosas de todo el planeta) y dentro de las posibilidades con una duración de la totalidad aceptable. El lugar elegido fue Mare, una pequeña isla cercana a Ternate. La observación continuada durante los ultimos 3 años de las condiciones meteorológicas nos hacía suponer que Mare era la isla de esa zona con menor probabilidad de nubosidad.

Tras el último mes de preparativos y configuraciones de las maletas, el día 2 de Marzo salimos de nuestras respectivas ciudades (Gran Canaria y Salamanca) para encontrarnos en Madrid y desde allí, comenzar una nueva aventura.

2 de Marzo: A la hora de comer, las los partes de la expedición partieron desde Canarias y Salamanca respectivamente para juntarnos en Madrid, nuestro ya clásico "meeting point" .Después de dejar las maletas en el hotel fuimos a cenar a un chino para coger fuerzas para el viaje. Después de una deliciosa comida regresamos al hotel donde estuvimos charlando acerca de los planes de la expedición.

3 de Marzo: A primera hora de la mañana nos despertamos en el hotel en Madrid con las "pilas cargadas" para afrontar esta nueva expedición. Después de algo mas de 2 horas y 20 minutos llegamos a la primera de nuestras paradas. Ámsterdam. La mañana la hemos pasado realizando una pequeña visita por el centro de la ciudad visitando algunos de los lugares mas emblemáticos, como el barrio rojo, la Plaza Dam, y los famosos canales de la ciudad. Después de esta breve visita a la ciudad, regresamos al aeropuerto para continuar nuestro viaje. Un viaje de unas 15 horas hasta Jakarta.

4 de Marzo: La mayoría del día lo hemos pasado en el avión. Donde hemos estado unas 15 horas de vuelo, incluyendo una pequeña parada en Kuala Lumpur. Después de un vuelo cortito llegamos a Jakarta, donde tras pasar los controles y aduanas pertinentes hemos dispuesto de casi 7 horas para descansar en la zona de tránsito del aeropuerto. Aquí hemos comido algo, cargado baterías y atendiendo a las redes sociales y la página web. Embarcamos en otro vuelo más, el último que nos llevaría hasta nuestro destino final, Ternate, en unas 4 horas, donde llegariamos a nuestro destino en la mañana del 5 de Marzo.

5 de Marzo: Durante el viaje a Ternate volamos entre tormenta y tormenta, pero a medida que nos íbamos acercando a nuestro destino los cielos se iban despejando. Disfrutamos de un amanecer desde el avión y a la hora siguiente tomamos tierra en lo que sería nuestro hogar durante los próximos 5 días. Las vistas de las islas desde el avión son espectaculares con sus enormes volcanes apuntando al cielo. Aterrizamos sin contratiempos y con el equipo de observación en perfecto estado. En el aeropuerto de Ternate,ya es más que notable la "fiebre eclipsera" puesto que hay carteles por todas partes anunciando el tan esperado evento.

Al salir del aeropuerto nuestros guías locales nos recogieron y nos llevaron al hotel, desde donde después de una breve parada para dejar los equipos fuimos a explorar la isla. Dimos una vuelta completa a la isla para observar el terreno durante la cual visitamos un espectacular cráter inundado de agua de color verde esmeralda. Es difícil describir la belleza del lugar y las sensaciones que nos transmite el estar allí solos antes semejante espectáculo de la naturaleza. Por la noche quedamos con otros cazadores de eclipses para intercambiar impresiones y coordinarnos con la logística. Después de un largo día, fuimos al hotel a descansar y coger fuerzas para el día siguiente.

6 de Marzo: Aquí amanece temprano, sobre las 06:30, pero ya estamos adaptados a la diferencia horaria y no nos cuesta levantarnos para tomar un desayuno copioso a base de pollo, arroz, tortilla, fruta y cereales, Más que un desayuno parece un almuerzo propio para tener energía para todo el día. Hace calor, no bajamos de los 30 grados, aunque hace algo menos que ayer pero la sensación de bochorno se tiene desde primeras horas de la mañana hasta bien entrada la madrugada con un 86% de humedad.

El plan de visitas para hoy era conocer los pocos monumentos que dejaron los colonizadores de estos territorios. La mayoría eran fuertes en ruinas o restaurados a medias, aunque hay que reconocer que el paisaje en que se encuentran hace mas atractiva la visita. Pero el mayor interés está en la naturaleza virgen que nos regala hermosas vistas a donde quiera que vamos. Lagunas en medio de una espesa vegetación donde paradójicamente vive la gente mas pobre de la población y que sacan partido de los pocos recursos disponibles, peces y cocos.

La isla se recorre en apenas media hora y casi sin apartarse de la carretera principal se puede acceder a los lugares mas destacados de la isla, como las playas de arena negra, donde se reúnen mayores y pequeños para cantar, refrescarse y  relacionarse socialmente. Finalmente por la tarde visitamos una zona en el extremo norte de la isla dominada por rocas depositadas al borde del mar por la ríos de lava de antiguas erupciones. Un paisaje volcánico muy similar al de las islas Canarias mas volcánicas.

Por la noche después de una rica cena, fuimos hasta la orilla del mar para sacar unas fotos al cielo del hemisferio sur y después regresamos al hotel para dormir.

7 de Marzo: Hoy hemos visitado la vecina isla de Tidore. Sólo 10 minutos tardó la lancha que nos desplazó a este espectacular lugar. A pesar de estar junto a Ternate, a nuestra llegada nos dimos cuenta que nada tenía que ver con la misma. Calles muy traquilas y sin el caos circulatorio de miles de motos. Las calles impolutas y toda la isla volcada con el eclipse. Las calles engalonadas con banderas, vallas publicitarias anunciando el fenómeno y lugares públicos preparados como campos improvisados de observación para recibir a cientos de cazadores de eclipses. Muchos observadores optarán por desplazarse aquí ya que se ganan más de 20 segundos de totalidad con respecto a Ternate. Visitamos varios fuertes en ruinas, el palacio del Sultán de Tidore y una de sus playas de agua templada (o mas bien caliente) junto a una fuente termal que mana del volcán y con la orilla llena de trozos de coral. Por la tarde regresamos al hotel para terminar los preparativos y perfilar los últimos aspectos logísticos.

8 de Marzo: A pesar de las previsiones desfavorables hoy ha amanecido casi despejado en Ternate. Estamos a menos de un día para la totalidad y la isla ha sido invadida por cazadores de eclipses. Durante la mañana hemos realizado algunas visitas en la zona más rural,  especialmente dedicada a la recolección de especias,  como el clavo y la nuez moscada. A medida que nos desplazados en nuestro coche,  el olor se va impregnando del intenso olor del clavo. Los márgenes de las carreteras aparecen llenas de telas con semillas secándose al Sol. Antes de comer reaalizamos una caminata entre espesa vegetación para ver 2 de los árboles mas antiguos de la isla. Por la tarde ha tocado realizar algunas compras; agua y víveres para el día del eclipse y el resto del tiempo lo pasamos empaquetando los equipos,  revisando configuraciones y consultando los mapas de satélite. A las 4 am ( hora local GMT +9) saldremos al puerto para coger nuestro speed boat que nos llevará a la isla de Mare o bien nos permitirá movernos por las diferentes islas o parte del océano de las Molucas para buscar tan ansiados claros si las nubes nos acompañan. Nos espera una noche tensa...

Eclipse

Coordenadas de observacíon: 00° 34' 28.48" N 3m10.1s (Eclipse Total)
Altitud: 2m
127° 24' 39.36" E 3m09.7s (Limbo lunar corregido)

Dentro de la umbra: 74.4%

magnitud al máximo:  1.01508

 
Ancho del camino: 144.0km relación de tamaño Sol/Luna : 1.04055  
Evento
Fecha
Hora (TU)
Altura
CL
Inico del eclipse parcial (C1):
08-03-2016
23:35:54.3
+28.6º
Inicio del eclipse total (C2):
09-03-2016
00:51:14.5
+47.3º
-2.1s
Máximo del eclipse:
09-03-2016
00:52:49.2
+47.7º
Fin del eclipse total (C3):
09-03-2016
00:54:24.6
+48.1º
-2.5s
Fin del eclipse parcial (C4):
09-03-2016
02:20:38.4
+69.4º

9 de Marzo: Apenas pegamos ojo esta noche. Nos levantamos sobre las 3 de la madrugada para echar un último vistazo a las previsiones meteorológicas. El asunto pintaba bastante mal y comenzábamos a preocuparnos seriamente, incluso salimos a la puerta del hotel para comprobar que efectivamente el cielo estaba completamente cubierto. No se veía ni una sola estrella. A las 4:00 bajamos a la recepción del hotel donde nos aguardaba nuestro coche y partimos hacia el muelle. A nuestra llegada, las cosas empeoraban, ya que hacía mucho viento y el oleaje era muy fuerte, por lo que era imposible zarpar hacia otra isla. Incluso era complicado subir a la propia lancha. Nos llevamos una gran desilusión al ver que las condiciones meteorológicas eran pésimas y que además, ni siquiera podíamos utilizar la lancha como teníamos previsto. Durante algo más de 1 hora estuvimos esperando a que las condiciones meteorológicas mejoraran. La tensión en el ambiente era evidente. Recorrimos los alrededores y estuvimos planificando para que en el peor de los casos, si tuviéramos que quedarnos en Ternate, pudiéramos hacerlo en algún lugar lo mas cerca del muelle para en último momento intentar coger la lancha. Durante ese tiempo vimos como poco a poco mejoraba el cielo y pasamos de no ver absolutamente nada, a ver algunos huecos en el cielo con pequeños claros donde eran visibles tímidamente algunas estrellas. Por primera vez desde que nos levantamos teníamos un atisbo de esperanza , aunque fuera para intentar ver el eclipse en algún pequeño hueco del cielo.

1 hora antes de amanecer, el viento había disminuido lo suficiente como para poder zarpar. De hecho, un gran grupo de cazadores de eclipses partieron en sus lanchas hacia la isla de Tidore. Nosotros aunque también podíamos salir, decidimos esperar para ver la evolución de las nubes, ya que no teníamos claro aun si quedarnos en Ternate o desplazarnos a otra isla. Estuvimos sacando algunas fotos para hacer un timelapse de las nubes y poder visualizar su recorrido. Viendo las imágenes, vimos que se estaban abriendo claros por todos los sitios, desde Halmahera hasta "nuestras" islas. La pregunta era la siguiente: ¿ Nos quedamos o nos desplazamos a otra isla? Sin duda sería la decisión más importante de nuestra aventura. Viendo el desarrollo de las nubes, nos dimos cuenta que uno de los frentes muy probablemente se quedaría estancado en Ternate a la hora crítica y parecía que cuanto mas hacia el sur, mejor cielo se quedaría. Asi que a poco mas de dos horas para que comenzara el eclipse parcial, decidimos finalmente montarnos en el barco e ir hacia nuestro destino principal. La isla "Mare". (curiosamente el punto donde habíamos decidido ver el eclipse un año antes, mientras preparábamos la expedición)

Metimos todos los equipos en nuestra lancha privada y partimos a toda velocidad hacia Mare con la luz del crepúsculo que anunciaba la inminente salida del Sol. Durante el trayecto, pudimos ver la salida del Sol entre las nubes. También vimos de primera mano, como mejoraba el cielo y dejábamos atrás las nubes. En nuestro camino hacia Mare se reflejaba en nuestras caras los primeros signos de esperanza . Si no empeoraba mucho el cielo, finalmente podríamos ver el eclipse total. En algo mas de media hora divisamos la costa de Mare y localizamos la playa en la que desde un principio teníamos pensado que fuera nuestro punto de observación del eclipse. Al acercarnos, vimos como ya había otra lancha allí (alguien se nos había adelantado). Por suerte, era un grupo muy pequeño.

Al aproximarnos a la orilla, realizamos el desembarco. Descalzos y con el equipo a cuestas cruzamos los pocos metros que separaban la lancha de la arena de la playa.

Unos metros mas adentro se extendía una zona verde bastante amplia y sin árboles, donde decidimos poner todo el equipo. El terreno era bastante caótico, con muchos agujeros y pequeños montículos, por suerte localizamos una zona mas o menos llana para colocar los equipos de una forma estable. Montamos todo el equipo, enfocamos las cámaras e incluso nos sobraron unos minutos para "relajarnos" antes de que comenzara el eclipse.

A las 23:35 TU (08:35 hora local) comenzaba el eclipse parcial con un cielo completamente despejado, salvo la parte Norte, donde se encontraba Ternate.

Durante la primera hora nos lo tomamos todo con relativa tranquilidad , ajustando y centrando las cámaras, monturas, etc. Incluso seguíamos el avance de la sombra de la Luna con una animación a tiempo real desde el ordenador.

A falta de 20 minutos para la totalidad nos dimos cuenta de que se estaban formando unas nubes debajo del Sol y que era probable que nos fastidiaran la totalidad. Al principio no les dimos mucha importancia, pero a medida que pasaban los minutos, la nube iba creciendo cada vez más, igual que aumentaba nuestra tensión.

13 minutos antes de la totalidad, las nubes alcanzaron el Sol, y aunque no eran muy densas, tenían la pinta de estropear la visibilidad de la corona externa. Las cosas fueron a peor en los siguientes minutos, ya que la zona más densa de la nube se aproximaba al Sol. La desesperación se apoderó de nosotros ya que 5 minutos antes de la totalidad teníamos el peor cielo de toda la mañana, con la zona más densa de la nube rozando el disco solar.

A falta de 4 minutos para la totalidad seguíamos pendientes de las nubes pero ya con más esperanza de ver la totalidad, ya que las nubes estaban abandonado la zona donde se encontraba el Sol y teníamos a la vista un enorme claro.

3 minutos antes de la totalidad, el Sol salía de detrás de la delgada capa de nubes que quedaba y los gritos de emoción de los presentes hacían presagiar lo que se avecinaba.

A las 09:51 hora local se cumplían las predicciones y los asistentes estallamos en un júbilo indescriptible al contemplar el tan esperado anillo de diamante y las perlas de Baily que anunciaban la totalidad. Incluso pudimos ver la corona a simple vista unos segundos antes de la totalidad. ¡La corona solar era grandiosa! se extendía por varios diámetros solares de una forma irregular "pintando" el cielo con su brillo. Una enorme protuberancia era visible en el limbo y le daba un toque especial al eclipse. Esta protuberancia nos acompañó durante toda la totalidad, ya que en ningún momento se llegó a tapar completamente por la Luna. Los planetas Venus y Mercurio brillaban en el cielo con mucha intensidad y el cielo adquirió un color azul oscuro, con el horizonte algo mas brillante. Los jets de la corona eran increíblemente largos y muy bien definidos, sobre todo al mirarlos a través del visor de la cámara. Casi sin darnos cuenta, el borde de la Luna comenzaba a ganar luz y la cromosfera anunciaba la inminente salida del Sol por detrás de la Luna. y así fue!!!De nuevo, las perlas de Baily y el anillo de diamante nos arrancaron más gritos de euforia y alegría mientras la luz del Sol volvía a inundar el paisaje. Han sido 3 minutos y 10 segundos extraordinariamente maravillosos en los que hemos disfrutado de un espectáculo único! Y cuando parecía que ya se había terminado el espectáculo, levantamos la vista y tapando con un dedo la parte del Sol que ya había salido, pudimos seguir observando la corona solar durante 2 minutos mas. Un pequeño regalo extra de despedida !

Durante la siguiente hora y media estuvimos disfrutando de la parcialidad, sacando algunas fotos del entorno y viendo las primeras fotos que habíamos sacado del eclipse. Nuestras caras no podían expresar otra cosa que no fuera felicidad . Frank y yo (Óscar) estuvimos recogiendo parte del equipo durante la fase parcial ya que algunas nubes volvían hacer acto de presencia y nos fastidiaron la secuencia de fotos de la parcialidad. Antón sin embargo, aguantó hasta el final para obtener su secuencia completa del eclipse. También durante la fase parcial, nuestra guía , intentaba meternos prisa para marcharnos, ya que teníamos que tramitar unos papeles en el poblado para "pedir permiso" para ver el eclipse desde allí.

Una vez finalizada la totalidad, terminamos de recoger lo que quedaba y nos pusimos a caminar bordeando la isla por la ladera de la montaña para llegar al poblado, situado a algo mas de medio kilómetro de nosotros. La marea había bajado y la lancha tuvo que irse al muelle para no quedarse encallada en la arena, por ese motivo tuvimos que hacer el recorrido a pie. Un recorrido que costó bastante esfuerzo, ya que había una buena inclinación y con el agravante de llevar todo el material a cuestas.

Finalmente llegamos al poblado exhaustos y compramos unas botellas de agua que nos bebimos inmediatamente, ya que habíamos terminado durante el eclipse todas las que llevamos. Ya con algo más de calma, nos sentamos en la calle y esperamos en lo que formalizaban los permisos (vamos... en lo que pagábamos 150.000 rupias y firmábamos una hoja como que habíamos estado allí viendo el eclipse). Durante la espera, estuvimos repartiendo comida y artículos varios (toallas, gafas, ropa, etc) entre la población, algo que agradecieron mucho.

Tras la espera, fuimos hacia el muelle y nos volvimos a montar en la lancha, que nos llevó de regreso a Ternate. Durante el camino estuvimos mas callados de lo habitual por el cansancio y el ajetreo de toda la mañana. Eso si... la sonrisa en la cara durante todo el trayecto y los pelos de punta cada vez que recordábamos lo que acabábamos de presenciar, no nos los quitaban nadie.

Así concluía la aventura de cazar un eclipse a mas de 13.000 kilómetros de casa.

Una vez en Ternate, fuimos al hotel a darnos una ducha y a celebrarlo con una copiosa comida en un estupendo restaurante cercano.

Dejando atrás la isla de Ternate en nuestra lancha privada
Durante el trayecto a Mare estábamos pendientes en todo momento de las nubes
!Mare a la vista!
A punto de desembarcar en la playa de Mare
El sol tres minutos antes de comenzar el eclipse a las 23:32 TU
Eclipse parcial a las 23:40 TU
Antón y Oscar observando las nubes
Eclipse parcial a las 00:34 TU
Eclipse parcial a las 00:46 TU
Eclipse unos 30 antes de la totalidad
Detalle de la protuberancia mas notable pocos segundos antes de la totalidad
Anillo de diamante en el 2º contacto
Anillo de diamante del segundo contacto
Perlas de Baily en el segundo contacto
Unos segundos antes del 2º contacto. Imagen HDR donde podemos ver la fotosfera y la corona al mismo tiempo.
Composición de la corona solar realizada a partir de varias tomas de diferentes exposiciones.
Corona interna y protuberancia
Corona media
Detalles de la corona interna
Única fotografía sin procesar de 1/6 segundos de exposición a ISO 400
Perlas de Baily en el tercer contacto
Anillo de diamante del tercer contacto
Eclipse parcial a las 00:55 TU sin filtro
Eclipse parcial a las 00:55 TU con filtro
Eclipse parcial a las 01:00 TU (6 minutos después de 3º contacto)
Observando Venus 8 minutos después finalizar la totalidad
Eclipse parcial a las 01:10 TU
Eclipse parcial a las 01:19 TU
Comentando las emociones vividas hace unos minutos mientras seguía la parcialidad
Siiiii!!!!! Lo conseguimos!!!
Composición del eclipse a intervalos de 5 minutos. Todas las tomas con filtro, excepto la de la totalidad. Se pueden ver en la imagen a los planetas Venus y Mercurio en la parte superiro derecha. Foto cortesía de Xose Antón Fernandez (SAROS)
Fotografía de la totalidad donde se pueden apreciar los planetas Mercurio y Venus. Foto cortesía de Xose Antón Fernandez (SAROS)
Imagen de la corona solar realizada por de satélite SOHO
Composición realizada a partir de una foto de Oscar y una imagen del satélite SOHO
Un procesado mas agreviso de la corona para obtener mas detalles de su estructura
Otro procesado de la corona, donde se ve mas brillante, pero se pierden los detalles mas cercanos al Sol
Cielo durante la totalidad. Foto cortesía de Frank (SAROS) (astroeduca.com)
Cielo durante la totalidad. En la parte superior se puede ver el planeta Venus
Composición de varias fotografías para desvelar los detalles de la corona interna y media
Una sola fotografía de la corona externa donde también se pueden ver tres estrellas.
Imagen del eclipse total en 3D . Para visualizarl ocorrectamente utilizar unas gafas 3D anaglifo de color cian (izda) y azul (dcha)
Anillo de diamante en el segundo contacto. Foto cortesía de Frank (SAROS) con un objetivo Samyang 500
Anllo de diamante en el tercer contacto. Foto cortesía de Frank (SAROS) con un objetivo Samyang 500
Corrona media. Foto cortesía de Frank (SAROS) con un objetivo Samyang 500
Fase parcial después del tercer contacto sin filtro. Foto cortesía de Frank (SAROS)
Cielo durante la totalidad co nFrank en el plano. Foto cortesía de Frank (SAROS)
Procesado de la corona interna. Foto cortesía de Frank (SAROS)
Una vez más... ¡ CONSEGUIDO!

 

Panorámica interactiva de la zona de observación. Para visualizarlo mejor hacerlo en modo de pantalla completa

Ternate es una isla pequeña, casi circular, de 10 km de diámetro. Huele a clavo y a nuez moscada donde quiera que vayas. En sus estrechas carreteras un carril está ocupado por los "secadores" naturales: telas extendidas sobre el asfalto donde las semillas de las especias se tuestan a 45° y el ambiente se llena de su fragancia.

Pese al calor y a la altísima humedad es agradable recorrer la isla. No es turística, apenas 50 visitantes en marzo de 2015, aunque en esta semana del eclipse han subido a 500, pero sus recursos paisajísticos atesoran riqueza con naturalidad: el volcán Gamalama con sus 1700 m y permanentes fumarolas destaca en el centro como una impresionante torre cónica; los extensos lagos de aguas tranquilas en sus cráteres y un verdor más intenso que el de la densa vegetación; pequeñas playas de coral y aguas termales que parecen no suscitar el interés de nadie; el curso "congelado" de los ríos de lava que llegaron al mar formando playas de arena negra...así es Ternate.

Pero además es su gente sencilla la que nos atrapa con su sonrisa, todos saludan "míster, míster", niños y mayores nos piden una foto como un regalo, no hay mendigos, nadie te acosa. ¿Todavía hay lugares así?.

Ellos -sus agencias- nos llevan a visitar los fuertes construídos por los antiguos colonizadores: españoles, portugueses y holandeses hicieron base en estas islas en el siglo XVI para comerciar con las especias. Y los palacios de los sultanes cuyos nombres no recordaremos, pero los veremos en los muchos carteles que anuncian el gerhana matahari (eclipse de sol) y nos dan la bienvenida. No saben, quizá, lo ajenos que somos a aquellos conquistadores y lo bien que nos sienta su acogida.

 

Post-Eclipse

Al día siguiente (10 de Marzo) salimos temprano hacia el aeropuerto de Ternate. El gran volcán ha querido despedirse de nosotros con una enorme fumarola. Durante los días que hemos estado aquí la actividad ha sido variable, aunque el día mas activo ha sido este. Nos queda una gra nimagen de despedida desde la ventanilla del avión observando las fumarolas del volcán Gamalama. Por delante nos quedan varios vuelos que nos llevarán hasta España. Ternate-Jakarta-Singapur-Amsterdam-Madrid. Un total de 49 horas de viaje hasta llegar a nuestras casas en Salamanca y Gran Canaria. Exhaustos pero con nuestro rostro reflejando la alegría de haberlo conseguido una vez más. Otra vez hemos podido comprobar la eficacia de preparar una expedición minuciosamente con 2 años y medio de antelación.

Nuestra cita con la sombra de la Luna continúa, y ya tenemos la vista puesta en la siguiente expedición SAROS 2017 en EEUU.

Nuestro viaje en fotos

We love Ternate
Laguna en ternate
We love Ternate
Los miembros de la expedición junto a una de las lagunas de Ternate
La ciudad de Ternate
La isla Mare
La isla Ternate desde las alturas
Mare, la pequeña isla desde donde vimos el eclipse total de Sol
Semillas en Ternate
Adentrándonos en el ternate profundo
Secando las especias al Sol
Adentrándonos en lo mas profundo de Ternate
panoramica en Tidore
Una panonrámica desde un fuerte en la isla de Tidore
Benteng Tolukko (ternate)
Fuerte "Benteng Tolukko" en Ternate
Panorámica de Ternate
Otra panorámica de Ternate con el volcán gamalana a la derecha y la isla Tidore en el centro de la fotografía
Panoramica laguna en Ternate
Otra vista de una de las lagunas de ternate, esta vez desde abajo.
P
Z
F
la
F

 

El vídeo

 

Créditos

Las fotografías son cortesía de Oscar Martín Mesonero , Antón Fernandez y Francisco A. Rodriguez.

 

Reportajes de otras expediciones

Glenn Schneider (Tidore)
Exploratorium (Woleai)
Joe Cali (Ternate)
Panasonic (Ternate)
Astronomeer.com (Ternate)
Patrick Poitevin ( Balikpapan)
Astrophoto.com (Tidore)
Jay Pasachoff (Ternate)