Foro OSAE

Organización Salmantina de la Astronáutica y el espacio

Relación de observación (ermita del Cueto, 29-10-2016)

Para comentar y anunciar las salidas de observación

Moderador: Miembro de OSAE, moderador del foro

Responder
Daniel CG
Participación 1 estrella
Participación 1 estrella
Mensajes: 19
Registrado: 29 Ago 2014, 18:16

Relación de observación (ermita del Cueto, 29-10-2016)

Mensaje por Daniel CG »

No me detendré demasiado en detalles porque, a pesar de que no estuve mucho tiempo (de 20:30 a 00:00, más o menos), fueron bastantes los objetos que acabé viendo, y este texto se haría eterno.
Primero apunté hacia Venus, pero estaba demasiado bajo para obtener una vista fructífera. Entre las turbulencias del horizonte y el proceso de aclimatación del tubo newton, aquello era un tembloroso arcoíris multicolor que, al menos, me sirvió para ir alineando el buscador. El siempre esquivo Marte, bastante más arriba, ofrecía una visión algo más estable, pero ya está muy lejos, y a 284x no era más que una pequeña pelotita de color naranja irregular, sin detalles definidos. 
El cielo profundo comenzó con M101 (Galaxia del molinete). La Osa Mayor estaba ya cercana al horizonte y tenía que darme prisa. Me costó un par de minutos encontrar esta galaxia, mimetizada casi por completo con el fondo quizá a causa de su baja altura y de la luminosidad del ocular Erfle 2" 30mm. Con el 14mm (89x), a pesar de que seguía mostrándose como un objeto muy débil, la visión mejoró y empezó a desvelar algunos detalles de su estructura. Esto fue de modo gradual, así que es seguro que la adaptación paulatina de las pupilas a la oscuridad jugó un papel imprescindible.
Continué con las nebulosas de Sagitario temiendo que quizá se tratase de una despedida hasta el verano que viene. A pesar de que parte de la constelación ya quedaba escondida por debajo del horizonte, los objetos que la acompañan suelen ser siempre agradecidos, y pude obtener muy buenas visiones de M8, M20, M17 y M16  con los 14mm y el filtro NPB.
Le tocó el turno a NGC 6543 (Nebulosa del ojo de gato), en la constelación del Dragón, nebulosa planetaria a la que tenía muchas ganas y que consiguió resistirse mucho tiempo hasta que pude localizarla. La dificultad estriba en que son necesarios unos aumentos generosos para poder distinguirla de una estrella, con la consiguiente pérdida de campo. Por muchos aumentos que probé no obtuve detalles estructurales, pero ese pequeño óvalo de color verdoso tiene un no-sé-qué que la ha convertido en una de mis planetarias favoritas, a la que trataré de volver siempre que pueda.
Tras un vistazo a M13 (Cúmulo de Hércules) y un paseo por la constelación de la Flecha (cúmulo globular M71 y M27 -Nebulosa Dumbbell-), giré el telescopio unos 180º. Impresionante la visión de NGC 869 y NGC 884 (Doble cúmulo de Perseo) en el 30mm, con las estrellas puntuales y perfectas gracias al mimo en la colimación, brillando como dos montones de diamantes contra un fondo completamente negro. También M31 (Galaxia de Andrómeda), alta en el cielo, presentaba una vista magnífica donde podían distinguirse con facilidad detalles como zonas oscuras, así como M110 y M32 (sus dos pequeñas galaxias satélites). También M33 (Galaxia del Triángulo), cuya visión mejoraba con el 14mm respecto al 30mm, permitía intuir detalles de sus brazos espirales, a pesar de ser un objeto proverbialmente tenue.
Tiempo para un pequeño descanso de la vista. Una de mis asignaturas pendientes de ayer noche consistía en familiarizarme con la zona del cielo que queda hacia el sur a primeras horas de la noche en esta época. Controlo bien el cielo de verano, pero tengo muchas lagunas en varias regiones que se muestran en otras épocas del año, y por eso llevé estudiadas de casa unas cuantas constelaciones que ahora buscaría en vivo y en directo: Piscis, Ballena, Pez Austral, Escultor, Capricornio y Acuario. Están formadas por estrellas no demasiado brillantes, salvo excepciones, por lo que no son las más conocidas ni las más fáciles de localizar (Acuario en concreto me resulta todavía un quebradero de cabeza si pretendo trazarla mentalmente con toda exactitud).
Una vez situado, me dispuse a buscar dos últimos objetos que requerían de la orientación anterior y que también me llevaron su tiempo. El primero fue la nebulosa planetaria NGC 7293 (Nebulosa de la hélice), una óvalo de buen tamaño que solo mostraba indicios de estructura interior a bastantes aumentos. Después fui a por Urano, que ahora se halla dentro del ángulo de Piscis, al sur. Es otro de los objetos que requiere cierta cantidad de aumentos para poder diferenciarse de una estrella normal (y eso que su oposición tuvo lugar hace solamente quince días), pero, una vez que se consigue encontrar por primera vez, emociona disfrutar la visión de un planeta que no es de los habituales, a pesar de que a 284x era como una cabeza de alfiler de color azul pálido flotando en el vacío y cruzando el campo del ocular a una velocidad sorprendente. ¡La próxima vez, a por Neptuno!  :D
Y para despedir la noche, un vistazo rápido a M45 (Pléyades), que ya se había elevado lo suficiente como para ofrecer un espectáculo digno de ser el colofón a una gran sesión con momentos que no olvidaré.
Última edición por Daniel CG el 30 Oct 2016, 12:24, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Jesús SM
Participación 5 estrellas
Participación 5 estrellas
Mensajes: 5139
Registrado: 23 May 2009, 13:38

Re:Relación de observación (ermita del Cueto, 29-10-2016)

Mensaje por Jesús SM »

Fructífera noche. La aprovechaste muy bien.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado